El substrato

Desde los años 90 hemos sido testigos de cómo ha evolucionado la definición de qué es y qué no es el BPM (Business Process Management). Si dejamos de lado las definiciones formales, mantras, conceptos y metáforas, veremos cómo las siglas BPM han englobado un amplio conjunto de enfoques y métodos para dirigir el cambio en el negocio. Desde los trabajos pioneros en técnicas de mejora de procesos como Lean o Six Sigma y pasando por áreas de conocimiento tan diversas como la reingeniería de procesos, las técnicas de design thinking, o las tecnologías embebidas como los sistemas de workflow, ACM, aprendizaje automático, minería de procesos o computación cognitiva, el BPM nunca ha frenado su evolución, expandiendo cada vez más sus fronteras. Este crecimiento no tiene visos de parar, y veremos cómo se expande cada vez más la adopción de estas disciplinas en multitud de organizaciones.

El desafío del BPM: Todo orbita en torno a la gestión del cambio

La experiencia nos indica que, si bien existen elementos comunes entre las diferentes organizaciones, no hay un conjunto único de prácticas para afrontar los cambios en el negocio. Muchas veces estos cambios se originan de forma natural por las personas que coordinan o participan en los procesos de negocio, independientemente de la capacidad de éstos de estar alineados a los cambios acontecidos. Por otra parte, la aparición de tecnologías inteligentes que lentamente van automatizando las tareas más repetitivas representa una oportunidad única para utilizar el factor humano de una mejor forma. Por ejemplo, se podría dedicar más personas a resolver tareas cognitivamente complejas de forma que el resultado final sea superior al obtenido de forma automática.

El cambio continuo requiere adaptación continua

La aproximación clásica para la implementación de un programa de BPM ha consistido tradicionalmente en la planificación de una revisión anual y la selección puntual de algunas iniciativas de mejora habitualmente centradas en procesos con una vertiente de contacto con el cliente. Ese conjunto de iniciativas de mejora conformaría un programa de mejoras que se desplegaría durante el siguiente año de manera que en el siguiente ciclo se podríamos repetir la revisión para planificar la siguiente oleada de mejoras.
El nivel de madurez siguiente en términos de BPM consistió en un cambio de perspectiva y los programas pasaron a ser dirigidos por los resultados con una visión outside-in en lugar de inside-out. Sin embargo, en los últimos tiempos la frecuencia de cambio tanto en los procesos como en las estructuras organizativas ha ido in-crescendo hasta llegar a un punto en el que el cambio es ahora un movimiento continuo, dirigido fundamentalmente por la introducción de nuevas tecnologías disponibles para su uso por clientes, trabajadores o colaboradores de las organizaciones. Las operaciones están cambiando para centrarse en las personas y esto hace que sea necesario un cambio en la orientación sobre cómo se llevan a la práctica las iniciativas de gestión en los procesos de negocio.

Este cambio en las prácticas de gestión no será fácil, pero tendrá un gran impacto en la forma y magnitud en la que las organizaciones crearán valor.

¿Para qué asistir a este congreso?

  • Para comprender cuáles son los elementos principales que están poniendo a las empresas a la cabeza del rendimiento y de la excelencia.
  • Para identificar cuáles son los factores que dirigen la innovación y cómo se puede utilizar la investigación académica y la innovación para reinventar modelos de negocio y modelos operativos.
  • Para comprender qué significa poner a las personas en el centro de las operaciones.
  • Para mantenerte al día de métodos, tecnologías, prácticas y tendencias en el sector del BPM y reflexionar cómo éstos pueden afectar a tus iniciativas de cambio.
  • Para intercambiar ideas con otros, compartir experiencias, lecciones aprendidas y errores a evitar.
  • Para aprender cómo liderar con éxito las iniciativas de cambio y transformación.

¿Quién debe asistir?

Personas vinculadas a la estrategia que trabajan para asegurar que la organización está estructurada para obtener los máximos beneficios de una empresa orientada a procesos.

Profesionales de la Gestión del Cambio cuyo rol es representar tanto los requerimientos de negocio como las necesidades de los clientes e influir en la adopción de una cultura orientada a procesos.

Profesionales de las TIC que precisan comprender los requerimientos de los procesos desde las perspectivas de Negocio y de Clientes para facilitar el desarrollo y la entrega de las tecnologías habilitadoras de esta transformación.

Profesionales del BPM que son responsables de mejorar las operaciones de negocio o que son parte de los equipos de mejora de procesos.

Científicos y académicos que investigan y crean nuevos métodos o enfoques que posteriormente pueden ser desplegados en los diferentes sectores de la industria.

Agenda

La agenda y los diferentes tracks del congreso se publicarán próximamente, estructuradas de la siguiente forma:

Keynotes

Un conjunto escogido de ponentes invitados, representantes de la industria y académicos que compartirán con nosotros las experiencias más relevantes y las últimas tendencias y avances en investigación en BPM.

Casos Prácticos

Directos desde las trincheras, un conjunto de ponentes nos mostrarán qué se está haciendo en las organizaciones, cuáles son los retos a los que se enfrentan y cuáles son los principales factores de éxito o patrones de fracaso que se han encontrado en la implementación de las prácticas de BPM.

Demostraciones

Demostraciones prácticas que te permitirán tener acceso a los últimos avances e investigaciones en el sector del BPM que te permitirán saber lo que viene en los próximos años y te ayudarán a ponerte en cabeza.

Contacto

Envía un email a colocated-bpm2017@cs.upc.edu.